Un ayuntamiento de Guadalajara pide 70 siglos para devolver sus deudas a proveedores.

En un futuro muy muy lejano, un ayuntamiento español podrá pagar su deuda municipal. Un consistorio de un pueblo de la provincia de Guadalajara ha solicitado plazo hasta el año 9.070, casi en el siglo C, para poder pagar las facturas a los sus proveedores. Según ha anunciado secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, los expedientes estudiados desvelan que hay un ayuntamiento que necesitará 7.058 años para saldar su deuda, es decir, que más de cien generaciones tendrán que hacer frente a los gastos actuales.

Pero no es el único pueblo en esta situación. Otro de la provincia de Teruel necesita 462 años para cumplir con sus proveedores. Por ello, Beteta ha abogado por cambiar a fondo el sector local. “Ante un fallo del sistema, lo que tenemos que cambiar es el sistema“, ha dicho. Además,  un total de 2.004 ayuntamientos no han presentado los planes de ajuste solicitados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y de los 2.305 registrados, 315 han tenido una valoración negativa.

Ha explicado que 4.623 entidades locales presentaron casi dos millones de facturas por valor de 9.750 millones de euros y que el pago de éstas ascenderá finalmente a 1.629.322 euros. Además, 2.619 entidades remitieron los planes de ajuste, de los que 2.305 pasaron los controles y 315 no.

Beteta ha anunciado que a finales de este mes estará listo un informe sobre la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, que incluirá una lista cerrada de las competencias que pueden prestar las entidades locales y una potenciación de las diputaciones para prestar los servicios que los ayuntamientos menores no puedan afrontar eficazmente. Después, se abordará la reforma de la Ley de Haciendas Locales para garantizar la suficiencia financiera.

Además, el Gobierno prepara ayudas para animar a la fusión o integración de entidades locales, que son voluntarias y deben llevarse adelante con el acuerdo de las Comunidades Autónomas.

Fuente:ElConfidencial.com