Si el Estado no paga, ¿por qué no hacer que otros paguen por él?

Con este sugerente Titular, hace unos días Alberto Artero publicaba el artículo en el que hacía una reflexión a partir del artículo publicado por Ignacio Gómez-Sancha en Expansión a principios de Enero,  respecto a la posibilidad de “la creación de un mercado secundario para los créditos de los particulares y/o empresas contra el sector público, inexistente en la actualidad. Si alguien tiene una deuda –tributaria o comercial- a su favor frente a la Administración, ni puede transmitirla ni, por tanto, descontarla para anticipar efectivo, con carácter general”

Bien, precisamente lo que pretende MercaDeuda es favorecer la transmisión de créditos entre particulares y empresas a favor de compradores que, a cambio de un descuento, estén dispuestos a adquirir los mismos. El enfoque de MercaDeuda en su ejecución es diferente respecto al que plantean los autores en sus artículos. Por una parte, la deuda tributaria en la actualidad no es cedible en España. No ocurre lo mismo sin embargo con una parte importante de la deuda comercial que las distintas Administraciones Públicas tienen contraída con sus proveedores.

Por otro lado, MercaDeuda no pretende actuar como un “mercado organizado” desde un punto de vista formal, sino como una herramienta que facilita el contacto a través de internet a potenciales compradores y vendedores de deudas. Serán cada uno de ellos los que, por su cuenta, negocien y acuerden las condiciones en las que eventualmente transmitirán sus créditos.

El problema de los impagos en nuestro país no se limita a las Administraciones Públicas.  Son miles – probablemente  cientos de miles – las empresas y autónomos que se ven atrapados por los miles de concursos de acreedores declarados desde 2007. En este sentido, MercaDeuda espera facilitar a los mismos una vía para poder ponerle un precio a sus deudas y obtener una liquidez por ellas que les permita continuar financiando sus operaciones, en un entorno en el que el acceso a la financiación bancaria se prevé que continúe estando muy restringido a muchas de las pymes y autónomos de nuestro país.

La primera versión de la plataforma online de MercaDeuda está previsto que esté operativa a finales del mes de Febrero, momento en el que cualquier empresa o particular que tenga una deuda o derecho de cobro cierto y acreditable, frente a una Administración Pública o empresa privada, podrá publicarlo y entrar en contacto con potenciales compradores dispuestos a ofrecer un precio por él.