Se anticipa la quiebra de cientos de ciudades y municipios en EE UU

Desde que Meredith Whitney terminase 2010 advirtiendo en el programa 60 minutes de la cadena ABC de que Estados Unidos se enfrentará a la quiebra de cientos de ciudades y municipios, la que fuera analista de cabecera de Wall Street ha sufrido su particular vía crucis.

Pesos pesados del mercado de bonos, como Bill Gross, co-fundador de Pimco, llegaron a decir que su análisis sobre el tema “no valía ni el papel sobre el que estaba escrito”. Sin embargo, por todos es sabido que la mayor gestora privada de bonos ha recortado sus posiciones en bonos del Tesoro de EEUU, aunque eso es otro tema.

Tras varios meses de letargo y una escueta entrevista concedida a Maria Bartiromo para el USA Today, Whitney reapareció ayer en el elitista barrio de Beverly Hills, en la soleada California, donde defendió a ultranza sus predicciones.

“Veremos cientos de miles de millones de dólares en pérdidas” apuntó mientras señalaba que estados como California, Nevada, Arizona y Florida, que dependen de la construcción para garantizar buena parte de sus ingresos fiscales, continuarán con la soga al cuello.

“Muchos de estos estados han gastado dos veces y medio más que sus ingresos en materia de impuestos”, explicó Whitney. “Esto ha provocado que los gobiernos estatales hayan recortado su suministro a los gobiernos locales que no tienen donde acudir en busca de financiación”, añadió.

Según la analista, los gobiernos locales no tienen como prioridad a los tenedores de su deuda, es decir, que en el caso de un impago las pérdidas serán cuantiosas.

Completamente convencida

La presidenta y fundadora de Meredith Whitney Advisory Group LLC provocó desde el pasado 19 de diciembre, cuando advirtió sobre el impago de entre 50 y cien municipios estadounidenses, una salida masiva del mercado de bonos municipales.

“No hay nada sorprendente sobre mi advertencia si nos fijamos en las cifras”, dijo Whitney en una mesa redonda organizada por Milken Global. “Me pueden criticar por mis predicciones, pero es uno de los hechos de los que más convencida estoy en toda mi carrera”, apuntó.

Sin embargo, en el mismo panel, según informó la agencia Bloomberg, el co-director de banca de inversión de Goldman Sachs, David Solomon, mostró su desacuerdo con Whitney. “No creo en una situación insostenible, al final los ingresos fiscales tendrán que aumentar y eso se hará a través de subidas de impuestos”, señaló.

Cabe recordar que el mercado de bonos municipales a este lado del Atlántico mueve alrededor de 3 billones de dólares. Según datos de Reuters, no se han registrado mayores impagos en lo que llevamos de año, sólo alrededor de nueve pequeñas localidades no han podido hacer frente a sus pagos, pero su coste asciende a 250 millones de dólares, lejos de los 50.000 ó 100.000 millones de dólares previstos por Whitney.

Fuente: El Economista