Santander ingresa unos 200 millones con la venta de carteras de morosos a fondos buitres.

Santander ha vendido créditos hipotecarios y al consumo por un importe de unos 1.500 millones de euros a Fortress, Cerberus y Lone Stare.

El banco que preside Emilio Botín sigue adelante con su estrategia de centrarse en su negocio principal y soltar cargas para aligerar su balance. Dentro de esta estrategia, la entidad ha acelerado la venta de activos no rentables, principalmente carteras de créditos fallidos, consiguiendo ingresar unos 200 millones.

Según las fuentes consultadas, Santander ha conseguido vender una cartera de créditos al consumo por un importe cercano a los 1.000 millones de euros al fondo estadounidense Fortress, especializado en adquirir préstamos fallidos. Fortress, como otros fondos buitres, adquieren este tipo de cartera a precios muy reducidos, obteniendo ganancias sobre los créditos que, finalmente, consiguen cobrar.

Santander también ha vendido carteras de hipotecas, por unos 500 millones, a Cerberus y Lone Stare. Además, en marzo ha cedido su plataforma de recobro Reintegra al grupo noruego Lindorff, especializado en la recuperación de morosos.

Los precios de las carteras morosas han experimentado un fuerte descenso desde comienzos de la crisis. Actualmente, se calcula que los créditos al consumo fallidos se venden con descuentos de hasta el 95%. En cambio, para las hipotecas el banco puede obtener hasta un 30% o un 40% del valor nominal de la cartera. En el mercado se calcula que el mayor grupo bancario español podría haber ingresado unos 200 millones de euros con estas ventas. Las ganancias dependen del nivel de cobertura que tenía de estos activos. Si estaban provisionados al 100%, todos los ingresos obtenidos serían ganancias.

En el sector financiero español se da por hecho que este año se dispararán este tipo de ventas de carteras a los fondos buitres, antes la necesidad de las entidades de soltar lastre en balance.

Fuente: Expansion.com