Poco riesgo y falta de liquidez en los ‘bonos patri贸ticos’

Un activo que ofrece rentabilidades atractivas y escaso riesgo de cr茅dito pero que los entendidos solo recomiendan para aquellos que puedan mantener la inversi贸n a vencimiento, ante la falta de liquidez de este tipo de productos en el mercado secundario.

El 茅xito de la primera emisi贸n de bonos patri贸ticos de Catalu帽a en noviembre de 2010 ha animado a otras comunidades aut贸nomas con dificultades para financiarse en el mercado mayorista a optar por esta v铆a para captar recursos. Valencia lanz贸 una primera emisi贸n de este tipo en diciembre del pasado ejercicio y desde hoy vuelve a apelar a los particulares. Una v铆a de financiaci贸n por la que tambi茅n han optado este a帽o Catalu帽a, Baleares y Castilla y Le贸n -emisi贸n adquirida 铆ntegramente por Deutsche Bank para despu茅s revender a minoristas-. As铆, las comunidades aut贸nomas ya han colocado m谩s de 8.000 millones entre particulares desde finales de 2010, a los que se sumar谩n previsiblemente otros 900 m谩s.

Valencia pretende captar 350 millones de euros, ampliables a 550, en una emisi贸n a 12 meses por la que ofrecer谩 el 4,25%, al tiempo que aspira a colocar 250 millones m谩s, ampliables a 350, en una emisi贸n de bonos a 24 meses al 4,75%, bonos que se podr谩n contratar hasta el 20 de mayo.

“En t茅rminos de rentabilidad y en un contexto en el que los dep贸sitos pierden atractivo constituyen una alternativa. El problema es que es una inversi贸n il铆quida”, explican fuentes del mercado.

El principal riesgo que ofrecen es que las comunidades aut贸nomas sean incapaces de reducir sus d茅ficit y terminen incurriendo en impagos, una opci贸n que se ve como algo lejano de momento. “Los diferenciales que pagan estos bonos van m谩s all谩 del rating que tienen las comunidades aut贸nomas. Probablemente no haya una diferencia crediticia tan alta entre las comunidades y el Estado ni por d茅ficit ni por ingresos. Hay riesgo de que resulte dif铆cil reducir el d茅ficit pero el riesgo de impago es reducido”, afirma C茅sar Cantalapiedra, de AFI.

En otras palabras, a 12 贸 24 meses los expertos descartan graves problemas a nivel auton贸mico por lo que no ven grandes pegas a los bonos patri贸ticos m谩s all谩 de su falta de liquidez, lo que dificultar谩 la posibilidad de venderlos en el mercado. La gran ventaja es su rentabilidad. Y es que estos productos baten la media del 4% que ofrecen los dep贸sitos en la actualidad. Un producto que requiere generalmente vinculaciones a la entidad bancaria como la n贸mina o la contrataci贸n de otros productos como seguros de vida. A su vez, ofrecen rentabilidades superiores a las letras a 12 meses, actualmente en el 2,77%, o los bonos a 2 a帽os, en el 3,316%, y aunque con un riesgo mayor que el del Estado, los expertos descartan problemas a medio plazo. “Aunque no son emisiones avaladas por el Estado, el consejo de ministros autoriza las emisiones, lo que es en cierta medida una garant铆a”, explican en el mercado.

El secundario tambi茅n da pistas favorables y, a pesar de que se cruzan pocas operaciones, tanto la emisi贸n de Catalu帽a como la de Valencia del pasado ejercicio cotizan por encima del precio de emisi贸n.

Fuente: Cinco D铆as