Parla ‘hipoteca’ todos sus impuestos de 2012 para obtener liquidez inmediata.

Parla pone en prenda los ingresos de tres impuestos municipales previstos para 2012 a cambio de que los bancos le adelanten los siete millones de euros que espera recaudar. En un pleno extraordinario celebrado en septiembre, el Ejecutivo local aprobó su intención de hipotecar los cinco millones que ingresará de los ciudadanos parleños a través del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el millón del impuesto sobre los vehículos de tracción mecánica (IVTM) y otro millón de euros que espera recibir del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). La última palabra la tienen los bancos.

A pesar de las intenciones del alcalde, la Tesorería municipal cuestiona que José María Fraile pueda obtener liquidez a través de esta nueva vía, ya que esos mismos ingresos están en parte pignorados como garantía de otros préstamos. De aprobarse este salvavidas, tanto la Tesorería como la oposición ponen en duda la capacidad financiera del ayuntamiento para hacer frente a los servicios básicos esenciales. De momento, el Consistorio todavía no ha pagado los sueldos del mes de diciembre a concejales, cargos de confianza, adscritos al programa de estudios y al personal de limpieza. Al último colectivo tampoco se le ha abonado hasta la fecha la mitad de la paga de Navidad.

Los datos que arroja el Informe de la interventora del Ayuntamiento de Parla no son nada halagüeños para el Ejecutivo local, que busca a la desesperada fórmulas para obtener liquidez a corto plazo y poder pagar a los proveedores que amenazan con dejar sin servicios a la localidad, como ya ocurrió con el tranvía. El análisis de la interventora contradice la versión oficial al asegurar que los ingresos por IAE no van a llegar al millón de euros que se ha pignorado. También considera que se vulneran varios principios que rigen la gestión presupuestaria.

Fraile está “obligado” a respetar el orden de pagos según su antigüedad, un requisito incumplido por el sucesor de Tomás Gómez y que le va a costar rendir cuentas ante la fiscalía del Tribunal de Cuentas, ya que el grupo de la oposición ha denunciado las numerosas y graves irregularidades en los pagos que tanto el alcalde como su concejal de Hacienda, Fernando Jiménez, están llevando a cabo en el Consistorio.

Incumple la prelación de pago

Para muestra de que el Consistorio ejecuta los pagos con sus proveedores a su libre albedrío, un botón: las instalaciones deportivas. Parla Sport, actual adjudicataria, recibió en diciembre 153.000 euros por sus servicios antes de saldar los cuatro millones de deuda que todavía mantiene con la adjudicataria anterior, Servidrive, que ha conseguido que se embarguen siete inmuebles municipales por el valor de la deuda. Para la interventora, este es solo un ejemplo de que Fraile está incumpliendo la prelación (orden de antigüedad) a la que están obligadas las administraciones, ya que no deberían pagar una factura por un servicio si hay otro anterior sin pagar por el mismo concepto.

Los miembros de la oposición, ante el mutismo del grupo socialista municipal, ha decidido denunciar al alcalde por ocultar la Cuenta General de 2009 al Pleno Municipal. “Lo primero que nos llama la atención es que Fraile no ha presentado la Cuenta General de 2009 al Pleno Municipal, como le obliga la ley antes de presentarla a la Cámara. Las últimas que han pasado por este pleno son las de 2007 y 2008, por lo que no sabemos qué habrá llevado este alcalde a la Cámara de Cuentas. Desde luego, lo ha hecho ignorando a toda la oposición, a la interventora y al tesorero”, argumente Miguel Ángel López, portavoz popular.

Fuente: ElConfidencial.com