Nyesa negocia un “drástico” recorte de su deuda para evitar la quiebra

La inmobiliaria zaragozana negocia un amplio ERE y una “necesaria y drástica disminución” de la deuda con sus acreedores para salir de su delicada situación financiera.

“Se ha elaborado un plan de daciones en pago de activos no estratégicos para el Grupo con el objetivo de llevar a cabo una necesaria y drástica disminución de la deuda con las entidades financieras acreedoras del Grupo”, dice Nyesa en un amplio informe remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Nyesa señala que está ofreciendo dos opciones para la deuda que reste en el Grupo, tras la ejecución de las daciones propuestas, consistentes en la refinanciación por un mínimo de años con carencia de intereses y de principal o la capitalización de la compañía.

A fecha de hoy, dice, se han iniciado las negociaciones con las entidades que mantienen mayor riesgo en el Grupo, que suponen más del 60 por 100 de la deuda financiera, y “están analizando qué activos de los que garantizan sus operaciones estarían dispuestos a quedarse en dación”.

Agrega en su informe a la CNMV que está previsto realizar este planteamiento a la totalidad de las entidades durante las próximas semanas.

Nyesa dice también que prevé negociar con los proveedores un “calendario de pagos con aplazamiento mínimo a un año y una quita global” y señala en este sentido que hay “conversaciones muy avanzadas” con dos de ellos que acumulan casi el 50% de la deuda total de la compañía.

También explica la intención del grupo de alcanzar un acuerdo con la Administración para la “regularización de la deuda incumplida según los calendarios de aplazamiento acordados” para “retomar” después esos calendarios.

Igualmente la compañía informa de que se ha acordado la reducción de más de la mitad de la plantilla actual mediante un ERE, que puede ir ampliándose “a medida que se vayan ejecutando las daciones en pago previstas”.

También ha acordado reducir “drásticamente” los gastos en oficinas y delegaciones del grupo, que suponen en su conjunto una reducción de más del 65 por 100 del importe actual de estos gastos, dice.

Nyesa informa de que sobre la base de expuesto en el informe a la CNMV “no se prevé alcanzar un acuerdo de refinanciación que reúna las condiciones contempladas” en la ley concursal.

Por tanto, agrega, “no está previsto disponer de un informe de experto independiente que contenga un juicio técnico sobre la suficiencia de la información proporcionada por el deudor, sobre el carácter razonable y realizable del plan de viabilidad, que permita la continuidad de la actividad del deudor en el corto y medio plazo”.

Las acciones de Nyesa Valores Corporación están suspendidas de cotización en el mercado bursátil desde el pasado 30 de septiembre después de que la compañía anunciara en la víspera la solicitud para acogerse al preconcurso de acreedores debido a la “grave situación de insolvencia” por la que atraviesa.

Nyesa, que cerró el 2010 con unas pérdidas de 33,6 millones de euros, está presente en toda España y desarrolla proyectos inmobiliarios en varios países.

Su actividad se centra en la gestión y desarrollo urbanístico de suelo para promoción inmobiliaria en el sector hotelero, oficinas, residencias de tercera edad, centros comerciales y centros logísticos e industriales.

Fuente: Expansion