Madrid acumula ya impagos de cinco meses con sus principales contratas.

A los¬†ayuntamientos les est√° costando mucho ponerse al d√≠a. Apenas dos meses despu√©s de recibir los 35.000 millones del Estado para abonar las facturas impagadas a los proveedores, varias de las grandes capitales de Espa√Īa vuelven a demorarse en el pago. La m√°s importante es Madrid, que acumula retrasos de cinco meses con las grandes empresas de servicios mientras gasta m√°s de 32 millones en ganar la candidatura ol√≠mpica.

Entre las afectadas est√°n¬†FCC, ACS, Ferrovial y Sacyr Vallehermoso,que se encargan a trav√©s de distintas filiales de la recogida de basuras, del mantenimiento de las calles, de la limpieza y y de la conservaci√≥n de los jardines. Fuentes de varias de estas empresas han confirmado que ya tienen demoras considerables.¬†‚ÄúVuelven a las andadas‚ÄĚ, sentencian.

Fuentes oficiales del consistorio dirigido por¬†Ana Botella han confirmado que el pasado mes de junio se abonaron los servicios de enero y que conf√≠an en que antes de acabar julio se finiquite la factura de febrero. Se trata, seg√ļn la explicaci√≥n oficial, de cumplir con el plan de ajuste presentado por el equipo de la mujer de Aznar, cuya prioridad principal es de pagar un recibo al mes.

Por tanto, el aplazamiento es de 150 días, una cifra que desde el Ayuntamiento de la capital se considera aceptable si se compara con los más de 365 días de dilación que habían antes de la entrada en vigor del Plan de Pago a Proveedores. Sin embargo, el atraso contrasta con la determinación, por ejemplo, del consistorio de Barcelona, que está haciendo frente a sus obligaciones a los 30 días.

Fuentes de la patronal de las empresas de residuos aseguran que la situaci√≥n a√ļn es peor en determinadas¬†ciudades de Andaluc√≠a y, especialmente en Valencia. ‚ÄúVarias capitales se pusieron al d√≠a con la l√≠nea de cr√©dito del Gobierno, pero despu√©s no han pagado ni una factura‚ÄĚ, aseveran con gran preocupaci√≥n porque temen que a final de a√Īo el problema alcance una dimensi√≥n insoportable para las empresas.

Huelgas por el circulante

FCC, que present√≥¬† sus resultados semestrales el pasado viernes, dijo con alegr√≠a que su deuda neta se hab√≠a rebajado en 744 millones, un 10%, hasta los 6.646 millones. El motivo era que hab√≠a recibido¬†1.217 millones de eurosgracias a la puesta en marcha del Fondo de Pago a Proveedores de Ayuntamientos y Comunidades Aut√≥nomas. Ni ACS ni Sacyr han dado cuenta de sus n√ļmeros a junio. Junto con Ferrovial y otras empresas de menor tama√Īo facturan unos 650 millones por este tipo de servicios.

Para estas compa√Ī√≠as es vital cobrar en un plazo determinado de tiempo puesto que de lo contrario se convierten en financiadores de las administraciones. El problema es doble. Por una parte, al no ingresar, los adeudos le generan una salida de caja significativa, que estrangula su circulante. Por otra parte, al debilitarse su situaci√≥n financiera, tienen m√°s obst√°culos para obtener recursos en los mercados de capitales, ahora cerrados a cal y canto.

Por si fuera poco, al no cobrar a tiempo, las empresas dejan de pagar a sus trabajadores, los cuales suelen convocar huelgas, con el consiguiente conflicto social.  Así ha pasado en varios municipios de la provincia de Cádiz, como Rota y el Puerto de Santa María, en Segovia o en Albaceterecientemente.

Fuente: ElConfidencial.com