Los impagos que sufren las pymes se disparan un 39% en sólo un año.

Los impagos que sufren las pymes españolas se dispararon un 39,2% el año pasado, al pasar la ratio del 5,1% de 2010 al 7,1% de 2011, según datos de la encuesta del Departamento de Estudios de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM). El muestreo, realizado sobre las respuestas de 950 compañías (el 94,4%, pymes), añade además que la tasa de deudas impagadas e ingresos no cobrados que sufren las empresas de nuestro país casi triplica la media de la Unión Europea (UE), que fue del 2,6% el pasado ejercicio.
El organismo que preside Rafael Barón resalta también que la Administración no sólo no redujo el tiempo que tarda en abonar las facturas al sector privado en 2011, como en su día se comprometió, sino que lo elevó en cinco días –de 157 a 162–. El plazo legal de tiempo máximo de pago que debe cumplir el Estado será de 40 días este ejercicio, por lo que la Administración paga actualmente con 122 días de retraso, es decir, aproximadamente cuatro meses por encima de la Ley. En el sector privado, la demora pasó de los 93 a los 98 días, 23 por encima del máximo legal previsto para este ejercicio (75, por los 85 de 2011).

El portavoz de PMcM, Antonio Cañete, pidió «valentía» a las empresas para reclamar los impagos y puso a su disposición la comisión jurídica de la plataforma para las compañías que necesiten asesoramiento para emprender acciones legales.

Según el presidente del organismo, Rafael Barón, más de un tercio de las 600.000 empresas que han cerrado en España desde que empezó la crisis lo han hecho a causa de la morosidad.
PMcM ha enviado al Gobierno una serie de propuestas que contemplan, entre otras, el desarrollo de la ley de régimen sancionador de 2010 y la creación del mediador empresarial.

Fuente: LaRazon.es