Los afectados del concurso de acreedores de Rumasa ponen a la venta sus deudas, créditos y pagares a la búsqueda de compradores

Un número importe de afectados por el concurso de acreedores de las empresas del grupo Nueva Rumasa han puesto a la venta su deuda a través de MercaDeuda. Según fuentes de MercaDeuda en estos momentos hay más de 30 millones de euros en venta, tanto de inversores que suscribieron pagarés en alguna de las emisiones de las empresas – fundamentalmente Dhul y Clesa – como acreedores comerciales de alguna de las empresas que integran el grupo. En el caso de los pagarés, según distintas estimaciones el número de afectados puede llegar a alcanzar las 5000 personas.

Las deudas y pagarés de empresas del Grupo Nueva Rumasa que se han puesto a la venta a través de MercaDeuda normalmente se encuentran avaladas por alguna de las empresas del grupo más reconocidas, como Dhul, Clesa o la propia sociedad José María Ruiz Mateos. Los importes nominales adeudados en muchos casos oscilan entre los 50.000 y los 200.0000 euros. Respecto a los precios de venta a los que se están ofreciendo estas deudas se observa una gran heterogeneidad. Existen vendedores que no están dispuestos a vender sus deudas con ningún descuento y que confían en la palabra dada por José María Ruiz Mateos de que recuperarán su dinero. Por otro lado, otros más escépticos o con mayores necesidades de liquidez, están ofreciendo descuentos importantes, por encima del 50%. En el algún caso se están viendo descuentos de hasta el 75% del importe nominal adeudado.

No está claro cuál va a ser el futuro de las diferentes empresas del Grupo Nueva Rumasa. Varias de estas empresas se encuentran inmersas en una profunda crisis y tienen sus producciones paralizadas. Algunas empresas o marcas han cambiado de manos, como Cacaolat, Quesería Menorquina o Rayo Vallecano. Otras empresas se encuentran en estos momentos en proceso de venta, como Carcesa o Hibramer. Sin duda en el grupo se integran marcas con un gran valor comercial, tales como Garvey, Trapa, Elgorriaga, Hotasa, Apis o Fruco, entre otras. Habrá que esperar a que los administradores concursales de cada una de estas empresas emitan sus respectivos informes de cara a ver cuáles son los activos y pasivos de cada una de ellas. A partir de ahí, podrá saberse qué parte de sus deudas recuperaran cada uno de los deudores y cuándo.