Las empresas que trabajan para el Estado tardan entre 270 y 800 días en cobrar

Una de las propuestas más interesantes que hemos oído en los últimos tiempos es la posibilidad de que el parlamento aprobase en un futuro próximo una ley de compensaciones financieras, por la que el estado crease una cuenta de compensación con las empresas, condonando sus deudas con el estado a cambio de los impagos de este.
Y es que, en esta situación de crisis, uno de nuestros mayores problemas viene a ser la falta de fluidez de caja, que en parte tiene su raíz en la falta de crédito bancario y en parte porque el estado, ante su falta de recursos, incumple sistemáticamente sus obligaciones de pago, en España entre 9 meses y más de 2 años, esto es, la empresas que trabajan para el estado, tardan en recuperar su dinero, entre 270 y 800 días, pero ellas deben hacer frente a sus obligaciones, por ejemplo con hacienda, en plazos mucho menores.

Las administraciones públicas periféricas tardan 158 días de media en pagar sus deudas debido al llamado “virus de la morosidad” y para solucionar este gran problema que afecta a la economía española, la ley de morosos acorta el periodo de tiempo para así poder hacer frente a estas grandes deudas y al problema que este esta provocando, que es la destrucción de empleo. La deuda asciende a más de 34.000 millones de euros. El porcentaje de morosidad en estas administraciones es de más del 90%.

En Cantabria la morosidad es bastante alta y se encuentra entre los 2 años y 9 meses, uno de los ejemplos el Hospital de Valdecilla (Santander).  El presidente de la asociación de trabajadores autónomos (ATA), el señor Lorenzo Amor ha decidido que la mejor solución o posible solución es denunciar esta causa ya que afecta en la desaparición de más de 200.000 y que si no se pone remedio cuanto antes posible para el año 2011 podría ser de unos 100.000 más lo que llevaría a la cifra de 300.000 autónomos.
El presidente se hizo referencia sobre todo a la morosidad de administraciones como por ejemplo los ayuntamientos, comunidades autónomas, organizaciones provinciales, organismos estatales etc…La reforma de la ley dice que se reducirá a 60 días los plazos de pago en empresas y a 30 días a las administraciones públicas. Así dijo Amor: “para garantizar el cumplimiento de la ley de morosidad se deberían de dejar de encargar trabajos autónomos y empresas que no se puedan pagar en tiempo y forma”.
La línea ICO-Morosidad se ocupa de que los ayuntamientos puedan resolver las deudas ya sea con autónomos o con pequeñas empresas. No obstante, ICO-Morosidad dice que duda que se cumpla porque provocaría el déficit público. También destacó que la gran necesidad de elaborar un informe sobre el cumplimiento de la norma. Esta ley reformada debe realizarse de inmediato porque este problema tiene que ser solucionado.

Hay que distinguir entre morosidad jurídica que es esa persona que puede pagar de sobra esa deuda pero no lo hace y morosidad impuesta que esa persona que no tiene una serie de medios para pagar la deuda.
Otra de las causas que esta provocando más morosidad es la crisis que lleva a determinados problemas como por ejemplo, 200.000 autónomos y pequeñas empresas han tenido que cerrar desde 2008.

Lorenzo Amor también ha dicho que se les pueda tributar el IVA una vez que se hayan cobrado las facturas y sobre todo dijo que las administraciones públicas deben ajustar sus presupuestos y no seguir gastando para después no pagar, y que muchos españoles están en la llamada cola del paro por el incumplimiento de pagos.
Uno de los factores que peor lo esta pasando es la construcción, transporte, educación y los servicios sociales.
En el mapa de morosidad, la ley fija un plazo de 2 meses para pagar las deudas y solo la administración central lo suele cumplir. En el otro extremo, la Junta de Andalucía lidera ese famoso ranking de la morosidad autonómica, un ranking en el que Cantabria ocupa el segundo puesto, ya sea por el servicio cantabro de salud (460 días) como el gobierno regional de Cantabria (270 días). Como dije antes el ejemplo más cercano lo tenemos en Cantabria en el Hospital de Valdecilla.

Y para finalizar, este gran problema del incumplimiento de las deudas lleva a las quiebras empresariales que afecta y hace muchísimo daño sobre todo a las pymes.

Fuente: eolapaz.com