Las condiciones leoninas para el acceso de las pymes a las líneas ICO

Las empresas que acuden al ICO en busca de financiación se encuentran con una elevada cantidad de obstáculos y trabas que tienen que salvar para lograr el préstamo, denuncian las asociaciones de empresarios. Según las Cámaras, el 81,5% de las pymes considera que las condiciones que establece el ICO son muy complejas. En el primer semestre del año, las empresas que se beneficiaron de las líneas de crédito públicas fueron un 20,7% menos que en el mismo periodo del año anterior, al pasar de 184.000 empresas en 2010 a 146.000 en 2011. Al mismo tiempo, el importe total de la financiación del ICO se redujo en un 15%, ya que, mientras que en la primera mitad del año pasado, ascendió a 12.400 millones de euros, este año se quedó en 10.546 millones. Desde ATA critican que solo 4.000 autónomos pudieron acceder a la Línea ICO Directo, “al final ofrecieron menos créditos que anuncios insertaron en los medios”.

Actualmente, la financiación pública es más asequible para empresas que inviertan en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), a través de líneas como el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. Este centro cuenta con un presupuesto que asciende a 1.440 millones de euros, un 19% superior al del año anterior, con el que financian proyectos con una base de innovación y tecnología.

A pesar de todo, la CEOE denuncia que el crédito a empresas, lejos de mejorar, aceleró su caída en el primer semestre y que acumula ya dos años de descensos. En junio, los préstamos a empresas se contrajeron un 2,4% según los datos del Banco de España en tasa anual, mientras que “en los principales países de la zona euro continúan aumentando”, protesta la CEOE. Tal es el caso de Francia, donde crecieron un 4,4% o de Italia, donde aumentaron un 5,1%. Ante la imposibilidad para conseguir financiación, a muchas pymes no les queda otro remedio que reducir su gasto para conseguir liquidez e intentar mantenerse a flote con lo que tienen, denuncia Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Fuente: Cinco Días