La tasa de morosidad del sistema financiero español se dispara al 7,416%.

La tasa de morosidad del sistema financiero español se ha disparado en el mes de octubre al 7,416%. Según los datos publicados por el Banco de España, las entidades financieras tienen un volumen de créditos de dudoso cobro de131.908 millones de euros, casi 4.000 millones más que en el mes anterior, cuando había 128.080 millones y una morosidad del 7,16%.

La banca española no alcanzaba una morosidad tan alta desde el mes de noviembre de 1994. Entonces, tras la intervención de Banesto, el nivel de morosos superaba el 8%. En los últimos 12 meses la morosidad ha pasado del 5,68% al citado 7,416% y la cartera de dudosos ha engordado en 28.252 millones de euros.

El Banco de España ha detallado también la morosidad por tipo de crédito, aunque en este caso las cifras, que se actualizan trimestralmente, corresponden a septiembre.

Así, la morosidad del sector inmobiliario con la banca escaló a septiembre pasado hasta el 18,971%, desde el 17,7% de junio y el 11,7% de hace un año.

El saldo de créditos dudosos que tienen los promotores con los bancos era hace un año de 37.707 millones de euros y ahora alcanza los 57.577 millones.

En el caso de las constructoras, su morosidad ha pasado en los 12 últimos meses del 10,39% al 16,09%. Y el saldo de dudosos ha crecido de 12.631 millones a 16.455.

Pero no sólo las empresas generan problemas a la banca. La morosidad en la compra de viviendas, aunque es mucho más baja, también crece con intensidad. Si en junio era del 2,49%, en septiembre ha alcanzado el 2,67%. En tres meses han entrado 1.000 millones más en el cajón de morosos, hasta los 16.688 millones.

Fuente: ElMundo.es