La mitad de las comunidades gastan más de lo previsto en el primer trimestre

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha revelado hoy que la mitad de las comunidades han gastado a lo largo del primer trimestre de 2011 más de lo previsto, lo que podría deberse en parte a la convocatoria electoral del pasado 22 de mayo. Por este motivo, el conjunto de las regiones ha arrancado el año con un déficit público de 4.995 millones de euros, lo que equivale a un 0,46% del Producto Interior Bruto (PIB), un porcentaje superior de lo que correspondería al primer trimestre si se tiene en cuenta que el tope fijado para todo el año es del 1,3%. Ante el desfase, Salgado, que hoy ha presentado por segunda vez los datos de ejecución presupuestaria por autonomías, ha adelantado que aquellas comunidades incumplidoras deberán acelerar sus planes de reequilibrio fiscal, prestar más atención a los ajustes y hacer mayores esfuerzos.

Aunque el dato del primer trimestre de las regiones es superior a lo previsto, la ministra se ha mostrado convencida de que “es perfectamente posible” cerrar el ejercicio con un déficit del total de las comunidades del 1,3%, la cifra incluida en el plan de austeridad presentado por el Gobierno ante Bruselas. A favor de este argumento ha destacado que la Administración Central cumplió al reducir su déficit en un 53% hasta los 2.450 millones de euros durante los primeros cuatro meses del año, cifra que equivale al 0,22% del PIB y que ha atribuido a la mejora general de la economía. Gracias a ello, Salgado ha dejado entrever que, al igual que ocurrió en 2010, el mejor comportamiento del Estado podría compensar a final de año la peor evolución de algunas regiones.

Según ha reiterado Salgado en diversas ocasiones, los datos correspondientes hasta marzo de las comunidades no son representativos del conjunto del año, por lo que ha recomendado ser prudentes con su interpretación. En un ejemplo de ello, Madrid, que suele cumplir, tiene un desequilibrio muy alto hasta marzo mientras Cataluña, que tradicionalmente registra el comportamiento opuesto, y que hoy mismo ha presentado un presupuesto para este año que duplica lo autorizado, presenta un déficit mínimo.

Por partidas presupuestarias, ha continuado la también ministra de Economía, las regiones han cumplido con el recorte del gasto de personal pactado. Solo Andalucía, ha declarado Salgado en una de las pocas menciones concretas a una comunidad que ha hecho durante su intervención, se ha pasado este tope por una cuestión estadística. “Se ve con toda claridad que se está moderando la partida”, ha celebrado.

Sin embargo, en las inversiones se observa un comportamiento “más errático” de las autonomías con “crecimientos significativos” en algunas de ellas, ha reconocido la vicepresidenta antes de dejar entrever que este tipo de comportamientos suelen producirse cuando hay convocatorias electorales. “Habrá que esperar para hacer un análisis más en profundidad”, ha reiterado. Pese a ello ha anunciado que su Ministerio está requiriendo ya más información a aquellas comunidades con desviaciones presupuestarias más significativas. “Deben explicarlo”, ha advertido antes de recordar que fueron las propias regiones quienes se impusieron sus metas de déficit, un objetivo común con el que “todos” siguen, en opinión de Salgado, comprometidos.

Preguntada sobre si el Ejecutivo volverá a sacar la tijera para asegurar que se cumplen las metas fijadas, la vicepresidenta ha valorado que a tenor de la evolución registrada hasta la fecha “no parece necesario tomar ninguna medida adicional” de ajuste para acabar 2011 con un déficit del 6%, la cifra comprometida ante la UE. Eso sí, ha advertido de que “eso no quiere decir que tengamos muchas cosas que hacer” en relación a la reforma laboral o de la negociación de los convenios, entre otras.

Por su parte, la Seguridad Social ha reducido su superávit en un 6,84% en los cuatro primeros meses del año hasta los 6.746,51 millones de euros tras el pasajero alivio registrado en el primer trimestre. Este superávit representa el 0,62% del PIB, según ha informado hoy el Ministerio de Trabajo. Este excedente fue el resultado de unos ingresos de 40.275,51 millones de euros, un 0,48% más, y de unos pagos que sumaron 33.529 millones de euros, un 2% por encima del dato de 2010.

La disminución de superávit hasta abril se produce después de que en el primer trimestre aumentara el 2,44% respecto al mismo periodo de 2010, lo que supuso la primera subida desde septiembre de 2008.

En cualquier caso, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha destacado que la Seguridad Social mantiene el superávit cuando encara el cuarto año de crisis económica y subraya el importante aumento del gasto en pensiones. El aumento de este último apartado, señala Granado, ha sido por la revalorización de las pensiones mínimas y por la subida de todas las prestaciones por la desviación de la inflación el año pasado.

Fuente: El País