La deuda de las entidades locales sube el 2,4% en 2010 y equivale ya al 3,3% del PIB

A pesar de la crisis y las continuas llamadas desde Europa para reducir el déficit y el endeudamiento públicos, la deuda financiera de las entidades locales españolas ha seguido subiendo. Al cierre del ejercicio de 2010 ascendía a 35.443 millones de euros, lo que supone un ascenso del 2,4% respecto a 2009. La cifra equivale ya al 3,3% del Producto Interior Bruto (PIB).

Los ayuntamientos lideran la deuda financiera, con un importe total de 28.851 millones de euros, seguidos de las diputaciones, consejos y cabildos insulares, con 6.358 millones de euros. Las entidades locales menores y mancomunidades registran una deuda conjunta, al cierre de 2010, de 233 millones de euros.

Según informó el Ministerio de Economía y Hacienda, el volumen de deuda varía mucho por ayuntamientos. Mientras hay 3.077 municipios, más de un tercio del total, que no presentan deuda alguna, hay 377 donde el endeudamiento supera los 1.000 euros por habitante. La deuda municipal media por habitante es de 613,6 euros.

Madrid a la cabeza

Entre los diez ayuntamientos con mayor volumen de deuda, Madrid encabeza la lista, con un endeudamiento total de 6.453 millones de euros, seguido a mucha distancia por Barcelona, con 1.202 millones; Valencia, con 890 millones; Zaragoza, con 748 millones; Málaga, con 743 millones; y Sevilla, con 454 millones de euros.

A continuación, figuran municipios como Córdoba (314 millones), Valladolid (222 millones), Ceuta (206 millones) y Palma de Mallorca (201 millones).

De esta forma, los diez municipios más endeudados de España representan casi el 40% del total de la deuda acumulada por el conjunto de los ayuntamientos españoles durante el pasado año, porcentaje del que el 22% corresponde a Madrid.

El informe del Ministerio de Economía proporciona datos sobre ayuntamientos, diputaciones provinciales, cabildos, consejos insulares y otras entidades locales; y recoge operaciones con créditos financieros, valores de renta fija y préstamos o créditos transferidos a terceros. Los datos de deuda viva no ofrecen información sobre la deuda comercial de las entidades locales.

Fuente: El Economista