La deuda de las Administraciones Públicas alcanzó el 63,6% del PIB en el primer trimestre

La deuda del conjunto de las Administraciones Públicas española creció un 17,5% en el primer trimestre de 2011, hasta situarse en 679.779 millones de euros. El ejercicio 2010, cerró con un nivel de deuda del 60% del PIB.

En el primer trimestre de 2010, la deuda española significaba el 55% del PIB, con lo que en un año ha aumentado 8,6 puntos porcentuales.

Según datos publicados este viernes por el Banco de España, esta deuda representa el 63,6% del PIB (producto interior bruto), frente al 55% en que se situó en el primer trimestre de 2010.

La mayor parte de la deuda la acumula la Administración central, con 521.007 millones de euros, el 76% del total, tras registrar un aumento del 16,8% en el último año.

Según los datos avanzados, las Adminsitraciones Públicas cerraron 2010 con un nivel de endeudamiento del 60% del PIB, frente al 53,2% de 2009. El Gobierno prevé que para este ejercicio que se eleve hasta el 67,3%.

Por comunidades se dispara un 26%: Cataluña la más endeudada
La deuda de las autonomías creció un 26,4% en el primer trimestre de 2011 respecto al mismo período del año anterior hasta alcanzar los 121.420 millones de euros, mientras que la de las corporaciones locales aumentó un 3,2 por ciento en este mismo período y se situó en 37.352 millones.

Por comunidades autónomas, la deuda creció en todas, menos en Canarias, donde bajó un 7,1 por ciento, y subió más en Cantabria, con un 81,6 por ciento, Extremadura (67,8) y Asturias (54,2 por ciento) respecto al mismo período de 2010.

Respecto a la deuda municipal, Madrid, que es el Ayuntamiento en términos absolutos más endeudado, pasó de 7.314 millones de euros en el primer trimestre de 2010 a 7.008, lo que supone un descenso del 4,1 por ciento.
Por el contrario, la corporación de Barcelona vio aumentar su deuda un 56,7 por ciento, ya que cerró el primer trimestre de 2010 con 703 millones, frente a los 1.102 actuales.

En cuanto a las comunidades, también se situaron muy por encima de la media nacional (26,4 por ciento) País Vasco (48,2), Aragón (48), Castilla y León (40,7), Castilla-La Mancha (39,8), Murcia (39,1), La Rioja (38,7), Cataluña (33) y Navarra (29 por ciento).

Además del descenso de Canarias, el crecimiento de la deuda fue menor en Madrid, la Comunidad Valenciana y Galicia, con algo más del 16 por ciento en los tres casos.

Según los datos del Banco de España, los habitantes de la Comunidad Valenciana y Cataluña son los más endeudados, con una ratio entre deuda y PIB del 17,4 y 17,2 por ciento, respectivamente, por delante de Castilla-La Mancha (16,9) y Baleares (16,3).

A la deuda de las autonomías, en la que se incluye la administración general, universidades y organismos autónomos administrativos y similares, hay que añadir 17.962 millones de endeudamiento de empresas públicas de comunidades autónomas.

De los más de 37.350 millones de deuda local del primer trimestre del año, 29.849 corresponden a los ayuntamientos, de los que 15.029 suponen el endeudamiento de las capitales de provincia y el resto (10.984) a la deuda de las corporaciones de más de 500.000 habitantes (Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza).

La deuda de Valencia era de 875 millones de euros, seguida de Zaragoza (790), Málaga (728) y Sevilla (471). Las diputaciones, consejos y cabildos insulares acumularon en el período analizado una deuda de 7.194 millones de euros, mientras que el endeudamiento de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se sitúa en 308 millones de euros.

Fuente: Expansión