La deuda autonómica aumentará un 32,6% en dos años

La deuda de las comunidades autónomas se va a disparar en los próximos dos años según se desprende de los Planes Económico Financieros de Reequilibrio publicados por el Ministerio de Economía.

Concretamente, de 2011 a 2013 la deuda autonómica aumentará de media un 32,6% en las doce comunidades en las que se han aprobado dichos planes. Una subida que supone 21.443 millones de euros más en los dos próximos ejercicios, lo que equivale a más de dos puntos del PIB nacional. Estos datos son alarmantes y muestran la peor cara del ajuste autonómico.

Por otra parte, según la hoja de ruta diseñada por estas doce autonomías su déficit se ajustará de media un 10,6% hasta 2013. Se ha criticado que Economía publique estos datos a un mes de las elecciones y no lo haya hecho antes. Sin embargo, analizando en detalle este informe afloran datos menos optimistas como es el caso del endeudamiento.

Extremadura, donde más crece el agujero
La deuda se incrementa en todas las comunidades analizadas, pero de forma desigual. Extremadura encabeza este ranking, allí sus obligaciones crecerán un 42,6%. Le siguen Canarias (41,1%), Cantabria (39,8%), Asturias (39,2%), Andalucía (35,1%), Murcia (34,9%), Aragón (34,9%) y País Vasco (33,7%).

Cierran la lista, con incrementos por debajo del 30%, Galicia (29,4%), Navarra (27,3%), Valencia (19,0%) y Baleares (14,7%).

Eso sí, en el caso de la comunidad presidida por José Ramón Bauzá, a pesar de ser donde menos sube, están entre las regiones donde la deuda tendrá más peso en términos relativos (en 2013 equivaldrá al 18% de su PIB). Atendiendo a la ratio de deuda sobre PIB, sólo le superará Valencia (19,9%). En el lado contrario, el País Vasco es donde menos supondrá la deuda en 2013 (un 10,9% del PIB).

De cualquier forma, no hay que olvidar que el dato final de crecimiento de la deuda autonómica puede ser incluso peor porque el informe presentado por el ministerio no incluye todas las regiones. Por un lado, no aparecen las cifras de Castilla-La Mancha y Cataluña porque todavía sus planes no están aprobados (ambas autonomías tienen que hacer un gran esfuerzo fiscal para cumplir con los límites de déficit). Ni tampoco toma en consideración las cifras de Castilla y León, aunque su plan tiene el visto bueno.

Por otro, tampoco arroja los datos de la Comunidad de Madrid y La Rioja porque están exentas de dicha obligación al haber cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria en 2009 y haber presentado en 2011 un presupuesto con un déficit inferior al 0,75% del PIB.

Fuente: Expansión