La banca europea vuelve a cerrar el grifo del crédito

El recrudecimiento de la crisis de deuda soberana, la inestabilidad del mundo árabe, el aumento de las presiones inflacionistas, el giro de la política monetaria, el aumento de las exigencias de liquidez y solvencia al sector financiero se ha traducido en una caída del crédito en el primer trimestre del año.

Así lo demuestran los datos del último informe del Banco Central Europeo sobre los préstamos de los bancos de la zona euro. En términos generales,las entidades europeas endurecieron los estándares de crédito tanto a empresas como a particulares entre enero y marzo.

Concretamente, un 4% de los 124 bancos encuestados aseguraron que habían aumentado los requisitos exigidos para la concesión de créditos a las compañías cuándo en el último trimestre de 2010 ninguno reconoció un cambio de los parámetros.

En este sentido, el sector ha justificado su postura por el aumento de las dificultades de acceso al interbancario y de los costes de financiación, así como por el deterioro de su situación de liquidez.

En cuanto a los particulares también se ha producido un endurecimiento de las características que debe tener el solicitante para acceder al préstamo.

Concretamente, un 13% de las entidades han incrementado sus requisitos para conceder hipotecas en el primer trimestre del año frente al 9% que lo hicieron el año anterior. Sobre el crédito al consumo, el 7% declaran haber cortado el grifo.

La percepción general del riesgo, derivada de una disminución de las perspectivas económicas, de la situación del mercado inmobiliario y el repunte de la morosidad, han sido factores claves para este deterioro del crédito.

Y aunque en el caso de las empresas los bancos esperan que se relajen las exigencias en el siguiente periodo, no ocurre lo mismo con los particulares que van a ver como continúa la tendencia en el segundo trimestre.

Fuente: Elconfidencial.com