La banca dispara el crédito a la administración pública mientras Europa lo penaliza

Europa cree que el crédito a las Administraciones Públicas (AAPP), el único que crece en el país, tiene riesgo. Además de llevar a precio de mercado la deuda soberana, las entidades tendrán que asumir minusvalías en estas inversiones, que tienen una mora de sólo el 0,45%. En un año, la banca ha elevado un 14% el crédito al sector público por las refinanciaciones.

Que los bancos europeos iban a tener que llevar a precios de mercado sus carteras de bonos soberanos era esperable. Pero que además iban a tener que realizar “quitas” en el crédito concedido a las AAPP ha sido toda una sorpresa. Santander tendrá que asumir pérdidas de 1.186 millones por este motivo, no muy lejos de los 1.140 millones de euros de BBVA. En el caso del segundo, el efecto negativo es incluso superior al de la deuda soberana.

Hasta el momento se desconocen los criterios que ha seguido Banco de España (BdE) para llevar a precios de mercado esos créditos, según palabras de José Antonio Álvarez, director financiero de Santander. “Estamos esperando a que nos lo digan”, dijo en rueda de prensa. El banco cántabro tiene 13.000 millones de euros concedidos al sector público, por lo que la “quita” es del 9%, décima arriba, décima abajo. En el BBVA sería del 4,5%.

La sequía de crédito en España está fuera de toda duda, ya sea porque no hay demanda solvente, ya sea porque los bancos tienen cerradas casi todas las vías de financiación a precios sostenibles. En este contexto, las AAPP son el único reducto en el que la banca ha crecido en los últimos trimestres. Según BdE, este tipo de préstamos han aumentado un 14% entre agosto de 2010 y el mismo mes de 2011 hasta los 86.670 millones de euros.

Esta cifra equivale al 4,8% del crédito total concedido en España, mientras que sólo 396 millones de euros están clasificados como dudosos, el 0,45%. Por tanto, la noticia es muy negativa para la banca española debido a la aparente seguridad que muestra la concesión de créditos a la administración pública. Pero no es oro todo lo que reluce.

“El crecimiento del crédito a las AAPP viene dado por la refinanciación de operaciones, es lo que justifica la baja tasa de mora”, explican desde el servicio de estudios de una gran caja española. “En las empresas los créditos entran en mora, pero el sector público busca refinanciaciones. Por nuestra legislación, el impago de las AAPP resulta complejo, aunque hay algunos casos que se dan”.

Esto explica en parte la incredulidad que se siente al observar los datos de BdE. ¿Cómo es posible que un sector, el público, que tiene cortadas todas las vías de financiación y que en algunos casos no tiene ni liquidez para pagar las nóminas de los funcionarios acumule cada vez más y más préstamos de la banca? ¿No hay riesgo en esas operaciones? La respuesta, las refinanciaciones, es la misma que para el crédito inmobiliario.

“Cuando se refinancia una operación, se refinancian el principal más los intereses. Por ejemplo, una operación de 100 euros se convierte en una de 115, y después en una de 130 euros porque hay administraciones que no tienen capacidad de pagar los intereses”, explica la misma fuente, que prefiere guardar privacidad. “El 60% del crédito a AA PP es para gobiernos regionales, el 15% para ayuntamientos y el resto para el Gobierno central”.

Esta fuente asegura que las emisiones de bonos patrióticos que han lanzado algunas CC AA responde a las limitaciones o “falta de capacidad” de bancos y cajas de dar más crédito, ya que el negocio es lucrativo pese a las incertidumbres actuales. Los tipos a los que las regiones emiten esta deuda son más pequeños que el que cobraría un banco, asegura.

La Generalidad de Cataluña ha realizado en los últimos meses tres emisiones de deuda a corto plazo por un montante aproximado de 9.000 millones de euros. Los tipos de interés eran cercanos al 5%. Andalucía o Comunidad Valenciana han hecho lo propio aunque con volúmenes más modestos. Las CC AA quieren este dinero para atender a vencimientos y financiar gastos corrientes.

El riesgo en este tipo de créditos a las AAPP es comprensible cuando el ICO, por ejemplo, ha tenido que inyectar 500 millones a algunos ayuntamientos para que paguen las facturas a los proveedores. Según la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), un tercio de los consistorios padece asfixia financiera. En este sentido, CC AA y entes locales han reducido en más del 58% anual la licitación de obra pública a julio.

Fuente: Invertia