Ibersuizas presenta concurso de acreedores para su cadena de moda Festa

La cadena de tiendas de moda Festa, controlada por la firma de capital riesgo Ibersuizas, solicitó el pasado martes el concurso de acreedores voluntario ante un juzgado de Madrid. Es la segunda empresa de distribución en manos del capital riesgo que acude a la protección judicial en menos de una semana. El viernes pasado fue Musgo, de AC Desarrollo (Ahorro Corporación), la que se declaró en concurso.

El capital riesgo ha visto c√≥mo varias de sus inversiones en empresas ligadas al sector consumo/distribuci√≥n ca√≠an. Entre las m√°s conocidas figuran¬†Coronel Tapioca, controlada por Gala, y la cadena¬†Hazel de complementos para mujer, propiedad de Valanza (BBVA), que tambi√©n pidieron el concurso en noviembre del a√Īo pasado. A finales de 2010 tambi√©n lo hizo,¬†Novissima, participada por capital riesgo p√ļblico de la Comunidad de Madrid.

Festa cuenta con medio centenar de tiendas repartidas por toda¬†la Pen√≠nsula, muchas de ellas en centros comerciales.¬†Est√° especializada en el segmento medio bajo de la distribuci√≥n de moda femenina, un sector muy afectado por la ca√≠da del consumo y que, adem√°s, se ha visto muy perjudicado por la competencia de los nuevos establecimientos chinos de moda que han copado numerosos locales en las principales arterias comerciales de las capitales espa√Īolas.

Ibersuizas, que ha declinado hacer comentarios, adquirió el 75% de la cadena en 2006. Entre los inversores destacaban miembros de la familia Hinojosa, ex propietarios de la firma de moda Cortefiel. Por otro lado, el fundador, Ricardo Ferrer y algunos directivos, como José María Vara, mantienen el 25% restante. Festa Moda arrastra un pasivo cercano a los 12 millones de euros.

Al tratarse de un concurso voluntario, si la petici√≥n es aceptada por el juzgado, la compa√Ī√≠a conservar√° las facultades de gesti√≥n y administraci√≥n sobre su patrimonio, algo que no ocurre cuando se acuerda la declaraci√≥n de concurso necesario. Las fuentes consultadas han se√Īalado que¬†el concurso ‚Äúpermite a la compa√Ī√≠a reestructurarse sin la presi√≥n de los acreedores y establecer un calendario ordenado de pagos‚ÄĚ.

Fuente: elConfidencial.com