Gallardón se compromete a cumplir la Ley de Morosidad en el pago a proveedores en 18 meses si se amplía la línea ICO

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha comprometido a cumplir la Ley de Morosidad y pagar a los proveedores en un plazo máximo de 50 días a partir de la expedición de las facturas dentro de 18 meses si el Instituto de Crédito Oficial (ICO) amplía su línea de ayudas a las corporaciones locales para el pago a proveedores.

Según ha explicado el delegado de Hacienda de la capital, Juan Bravo, en la rueda de prensa de presentación de los presupuestos para 2012, en la que ha estado acompañado por el primer edil, el Consistorio quiere “afrontar la aplicación de la Ley de Morosidad en el menor tiempo posible”.

Para ello hace falta, a su entender, que se ponga en marcha la línea ICO “comprometida por el nuevo Gobierno”, así como la autorización a las corporaciones locales para poder “refinanciar parcialmente de los vencimientos anuales de la deuda”.

Si esos dos condicionantes se cumplieran, el Consistorio madrileño podría ponerse, dentro de 18 meses, al día con los 900 millones de euros de facturas de suministradores que tiene atrasadas, así como pagar las nuevas en un plazo máximo de 50 días desde su emisión, tal y como marca la ley.

“Pero si eso no se produjera, si se mantiene el marco vigente, podríamos ir reduciendo progresivamente el pendiente de pago y el calendario de pagos hasta cumplir la Ley de Morosidad en 2016 gracias al superávit con el que se prevé liquidar cada ejercicio de futuros años”, ha matizado Bravo.

Por último, ha destacado que las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo local han permitido cumplir con el “objetivo marcado hace un año de controlar y reducir en la medida de lo posible el volumen de pendiente de pago a proveedores”.

Según sus datos, “un año después, se mantiene la misma situación de hace un año”, lo que significa que en 2011 el Consistorio ha “conseguido hacer frente todos los meses al pago de la factura más antigua para no deteriorar el pendiente de pago ni el volumen total de deuda con proveedores”.

Fuente: Euro Press