Fabra asegura que el Gobierno anticipará 420 millones de euros para proveedores.

Ni una autocrítica, ni dato alguno sobre los recortes que habrá que aplicar para cumplir con las exigencias planteadas por el Gobierno para el cumplimiento del déficit. El presidente de la Generalitat Valenciana,Alberto Fabra, ha atribuido esta mañana al anterior Gobierno de España, presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, por su discriminación financiera, los graves problemas económicos que atraviesa la Comunidad Valenciana. Tampoco ha respondido al líder de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, que le ha exigido que explique cómo recortará los 3.000 millones que le obligará todavía a reducir el compromiso de déficit asumido en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Alarte ha explicado que la Comunidad Valenciana ha tenido un déficit real del 4,2, cuando el límite debería ser del 1,3%, lo que supone una desviación de 2,9 puntos, que ha evaluado en 3.078 millones. “¿A cambio de qué ha salido Rajoy en su rescate?”, le ha preguntado el dirigente del PSPV-PSOE reiteradamente sin que Fabra se haya dado por aludido.

Argumento común de la oposición ha sido la crítica a 16 años de gobierno del PP que han causado, con su despilfarro y sus excesos, la “quiebra” de la Generalitat. Y ello para rechazar el decreto de medidas urgentes que recorta ingresos a los empleados públicos y sube los impuesto y que se ha bautizado como un “tijeretazo”. Frente a ello, Fabra ha argumentado que la Generalitat ha tenido que destinar fondos a sostener las prestaciones públicas y el estado del bienestar para suplir más de 11.000 millones que debía haber recibido si se hubiera revisado el sistema de financiación autonómica. El presidente valenciano no ha hecho el más mínimo gesto de autocrítica. En un determinado momento ha señalado: “Sería una gran irresponsabilidad no darnos cuenta de que vivíamos por encima de nuestras posibilidades todos y cada uno de nosotros”.

Las Cortes valencianas han celebrado el pleno sobre los recortes aprobados por el Gobierno de Alberto Fabra con una protesta de empleados públicos en las inmediaciones de la Cámara. El presidente valenciano ha anunciado que el Gobierno de Mariano Rajoy se ha comprometido en el Consejo de Política Fiscal a otorgar a final de mes un anticipo de 420 millones de euros a la Generalitat para “pagar a proveedores”. Los fondos proceden de un adelanto del 50% de las transferencias correspondientes a la liquidación de 2011, que normalmente se realizan en septiembre, según ha podido saber EL PAÍS. El otro 50% se adelantará para el mes de junio.

El debate se ha caldeado antes de comenzar, cuando han entrado en el hemiciclo los diputados de los grupos de Compromís y Esquerra Unida, que han exhibido petos de color naranja con la leyenda “SOS Parke”, en referencia a los colectivos que protestan desde hace semanas por el impago de las subvenciones que necesitan para actuaciones sociales en el deprimido barrio de Parque Alcosa, situado en la localidad valenciana de Alfafar. El presidente de las Cortes, Juan Cotino, ha llamado al orden a los diputados de estos dos grupos de la oposición y ha estado a punto de expulsarlos del pleno. Los parlamentarios de Compromís han salido del hemiciclo y han regresado sin los petos iniciada ya la intervención de Fabra.

En el exterior, las Cortes están rodeadas de un fuerte despliegue policial por las concentraciones de protesta convocadas por los sindicatos en contra de los recortes de más de 1.000 millones de euros que pretende aplicar el Consell de Alberto Fabra. En la plaza de la Virgen, muy cerca del Parlamento valenciano, se han reunido más de un centenar de empleados públicos y sindicalistas con pancartas contra del fuerte ajuste en la Administración valenciana. Un grupo de 30 o 40 manifestantes han logrado llegar a las puertas de las Cortes, donde han pedido la dimisión del consejero de Hacienda, José Manuel Vela.

Mientras tanto, el discurso de Fabra para explicar el tijeratazo en las Cortes ha arrancado con la tribuna de invitados copada por altos cargos del Partido Popular. “Vengo a decir la verdad”, ha asegurado Fabra, que luego ha arremetido contra la herencia del anterior Ejecutivo socialista de Rodríguez Zapatero. El jefe del Consell ha señalado de nuevo la deficiente financiación autonómica e incumplimientos que achaca al Gobierno central, al que acusa de discriminación. “Vamos a reclamar al Gobierno de España una financiación adecuada a nuestras necesidades”, ha afirmado Fabra.

El presidente valenciano ha asegurado también que el Gobierno de Rajoy se comprometió en el Consejo de Política Fiscal a otorgar un anticipo de 420 millones de euros este mes para “pagar a proveedores”. En su explicación del decreto de medidas urgentes contra la crisis no ha habido autocrítica. Solo una alusión final a “aprender las lecciones del pasado con responsabilidad y autocrítica”. Según Fabra, las medidas aprobadas, que incluyen recortes a los funcionarios y subidas de impuestos, son extraordinarias y temporales, y se retirarán en cuanto cambien los indicadores económicos.

El portavoz socialista, Jorge Alarte, ha acusado a Fabra de esconderse tras 16 años de gobierno del PP que “han hipotecado el futuro de los valencianos”. Si hubieran llegado 11.000 millones más de euros de financiación “lo hubieran gastado en despilfarro, exceso y abusos”, ha criticado Alarte. El portavoz socialista ha pedido a Fabra que dé la cara en la tribuna, pero la réplica la ha dado el portavoz popular, Rafael Blasco. “Las cosas que pasan en esta tierra son tan graves que no hay excusa”, ha subrayado Alarte antes de preguntar a Fabra qué otros recortes se ha comprometido a hacer para que el Gobierno rescate a la Generalitat.

Marga Sanz, portavoz de Esquerra Unida ha afirmado que el PP ha llevado la Administración a la quiebra. “¿Pero quién asume responsabilidades?”, ha preguntado. Por su parte, Enric Morera, portavoz de Compromís, ha leído una carta de un ciudadano que dice que no ha vivido por encima de sus posibilidades y pide que sea a los que lo han hecho a quienes se apliquen medidas.

Fuente: ElPais.com