“El principal foco de destrucción de empleo son las administraciones públicas” según Lorenzo Amor (ATA)

Según el estudio que ha presentado este martes la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), la deuda de las instituciones con los autónomos está en nada menos que 15.229 millones de euros. Esta forma de actuar por parte de las instituciones no es ni mucho menos legal, ya que incumple la Ley de Morosidad, que entró en vigor el 7 de julio de 2010 y que que fija unos plazos máximos de 50 días para los pagos de administraciones públicas a sus proveedores en 2011 y de 45 días en 2012.

Sin embargo, en España la medía de días para cobrar se sitúa en 159, casi el doble de los 82 días de media en la Unión Europea y tan sólo por detrás de Italia (188 días) y Grecia (175 días). Además de ser incumplida, la propia Ley de Morosidad establece parámetros mucho más flexibles que los establecidos en países como Finlandia, donde el plazo de espera es de 25 días, o Alemania o Suecia, con un plazo de 36 días. Para Lorenzo Amor, presidente de ATA, “el fracaso de la Ley de Morosidad continúa batiendo un triste récord, el de ser la ley que más insumisos tiene: el 90% de las administraciones la incumple”.

Por ello, Lorenzo Amor, Presidente de la ATA, “Estos datos, junto al agravante de que los autónomos han adelantado 1.930 millones en concepto de IVA por facturas aún no cobradas, suponen un testimonio claro y definitivo de que autónomos y microempresas estamos financiando a las administraciones públicas, cuando debería de ser al revés. En estos momentos, las Administraciones Públicas, con su morosidad, se han convertido en los el principal foco de destrucción de empleo, de autónomos y de microempresas: 300.000 autónomos se han visto obligados a cerrar sus negocios y cesar en sus actividades como consecuencia de la morosidad tanto pública como privada”.

De este modo, Amor considera que es necesario establecer sanciones para los cargos públicos, de modo que puedan ser inhabilitados en caso de hacer un mal uso de las finanzas públicas: ”Sería necesario y urgente establecer  un régimen sancionador así como establecer medidas que garanticen su cumplimiento. Del mismo modo que cuando un autónomo no paga una multa, le embargan su casa, cualquier administrador de una Administración pública tiene que saber también que si no paga, alguna responsabilidad debe asumir”.

Fuente: ElConfidencial.com