El impago soportado por las empresas españolas aumentó un 46% en 2011.

Los niveles medios de impago soportados por las empresas españolas se incrementaron un 46% al cierre de 2011 respecto al año anterior. El dato confirma el suave repunte de la morosidad empresarial, registrado en el tercer trimestre del año, tras siete trimestres consecutivos de caída, según el índice Crédito y Caución de incumplimiento.

La persistencia de la debilidad del consumo interno, que sigue contrayéndose sin incentivos al consumo, y las dificultades de acceso al crédito condicionaron el año pasado un cambio de tendencia en la evolución del mencionado índice. El dato de cierre, un empeoramiento del 46%, sitúa los niveles de impago actuales cerca de los valores que se registraban al acabar 2009.

De cara a este año no hay ningún indicio que permita anticipar un descenso en estos niveles, al menos durante el primer semestre del año. El objetivo prioritario de las empresas está siendo la búsqueda de clientes solventes, especialmente en los mercados exteriores con mejor comportamiento que el español, que les permitan incrementar sus niveles de actividad, según la compañía de seguros Crédito y Caución.

El nivel de impagos comenzó a reflejar un cambio de tendencia en el cuarto trimestre de 2007, alcanzó al cierre de 2008 su valor máximo, reflejo de que los niveles de morosidad soportados por el tejido empresarial prácticamente se multiplicaron por tres a lo largo de aquel año.

2009 arrancó con un cambio de tendencia que, en el último trimestre del año, mostró por primera vez desde el inicio del cambio de entorno una caída de los niveles medios de impago interanuales soportados por las empresas españolas. Esta evolución reflejaba el mayor peso de los sistemas de selección de riesgo y gestión del crédito al cliente en las empresas, a través de los cuales estas estabilizaron de forma significativa el impacto y transmisión de la morosidad.

Fuente: Abc.es