El Gobierno priorizará la antigüedad sobre la quita en el pago a proveedores.

El Gobierno mirará finalmente la antigüedad de las facturas que adeudan los Ayuntamientos a los proveedores en lugar de la quitaque éstos acepten, como en un primer momento establecía el plan del Ejecutivo para reactivar la economía nacional. Así lo ha constatado este miércoles el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, al término de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL).

Después del elevado número de quejas de empresarios, el ministro ha asegurado: “No ha habido intención de establecer ninguna quita obligatoria“, y lo que va a primar a la hora de cobrar será la antigüedad de las facturas. El Gobierno dotará con 35.000 millones de euros a los ayuntamientos siempre y cuando éstos presenten un plan de ajuste y las facturas sin pagar antes de que finalice el mes de marzo.

Montoro también afirmó que los proveedores “con toda seguridad empezarán a cobrar a partir del 1 de mayo“, y que “no supone condonación alguna de las deudas” que han adquirido esas administraciones, ya que se articula como un crédito financiable a 10 años.

Reforma de las competencias

Montoro ha señalado, además, que en las “próximas semanas o próximos meses” el Gobierno acometerá una reforma de las competencias de las administraciones públicas “porque es condición necesaria para corregir el exceso de déficit público”. Y ha añadido: “es una reforma estructural importantísima” para “evitar despilfarros y superposición de competencias”. Además, el ministro indicó que en este sentido también hay que trabajar en “reducir la burocracia” y “evitar ese sector público empresarial que no tiene nada de empresarial”.

Por otro lado, los ayuntamientos han aceptado limitar su déficit al 0,3% este año. Así lo ha anunciado el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Juan Ignacio Zoido, un día después de que las comunidades autónomas aceptaran también reducir su déficit hasta el 1,5%.

Zoido ha explicado además que los ayuntamientos dispondrán de aproximadamente 18.000 millones de euros para pagar a sus proveedores de los 35.000 millones que acordó el Gobierno para repartir con las comunidades autónomas.

Además, en la reunión también se ha aprobado que el Gobierno aprobará en los próximos días un decreto por el que aprobará el pago a los ayuntamientos el 50% de la liquidación positiva de las entregas a cuenta correspondiente a los Presupuestos del ejercicio 2010, lo que equivale a unos 1.000 millones de euros.

Fuente: ElMundo.es