El Gobierno alega que el pago a proveedores municipales permitirá aflorar deuda y más transparencia.

El sistema articulado por el Gobierno para facilitar a los ayuntamientos el pago de facturas atrasadas con sus proveedores tendrá un efecto económico positivo, según se recoge en la memoria justificativa del decreto ley, que además destaca que permitirá “aflorar deuda” oculta y, así, mejorar las transparencia de las entidades locales.

El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que esta normativa tendrá “un impacto económico positivo” tanto sobre las empresas (que podrán cobrar de forma “más ágil” sus obligaciones pendientes de pago y aliviar sus tensiones económicas, conservando el empleo) como sobre los ayuntamientos (que podrán acceder a una “financiación más ventajosa”).

La memoria reconoce un tercer efecto positivo de este decreto, que será convalidado el próximo jueves en el Pleno del Congreso con el apoyo seguro de ‘populares’ y socialistas’: la aplicación de este modelo de pago permitirá “el afloramiento de deuda”, lo que “contribuirá a la transparencia y al saneamiento de las cuentas públicas de las entidades locales”.

Y esto será así porque, por una parte, los proveedores tendrán derecho a consultar el listado de facturas pendientes de pago y a recibir un certificado individual cuando sus deudas no hayan sido incluidas en el mismo, y también porque los consistorios tendrán que presentar al Ministerio de Hacienda un plan de ajuste para poder acogerse a la medida, lo que “garantiza la sostenibilidad financiera de las entidades locales”.

CASTIGO PARA LOS INCUMPLIDORES

Además, el decreto contempla la posibilidad de que el Gobierno central retenga las participaciones en los tributos del Estado a los ayuntamientos que incumplan con la amortización de sus obligaciones de pago. Y ello sirve también de garantía para que las haciendas locales se esmeren en el cumplimiento de las condiciones de devolución (carencias, interés y calendario de devolución), que aún deben ser fijar la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

De hecho, aunque las operaciones de endeudamiento para cubrir las deudas “vencidas, líquidas y exigibles anteriores al 1 de enero de 2012″ por servicios, obras o suministros sólo se podrán contratar a lo largo de este ejercicio, las retenciones en las participaciones de los tributos del Estado se podrán prolongar el tiempo que sea necesario.

Fuente: Cotizalia.com