El 95% de los procedimientos concursales termina en liquidación

En los dos últimos se ha registrado hasta 300.000 extinciones de actividades empresariales y prácticamente 150.000 personas jurídicas han dejado de operar en los mercados. Estos datos contrastan con las estadísticas oficiales, que cifran en unos 6.000 los concursos iniciados anualmente. Con los datos en la mano podemos concluir que las estadísticas concursales no reflejan la verdadera situación de crisis que vive nuestro país. Pero, ¿qué ocurre con las empresas que han desaparecido y que, sin embargo, no han iniciado un proceso concursal con el fin de buscar su viabilidad? Lo que ocurre, según Valentí Pich, presidente del Consejo General de Colegios de Economistas, es que “hay muchas pymes que ante la perspectiva de no poder pagar intentan desaparecer”.

Esto deja en mal lugar a la actual Ley Concursal, cuya reforma fue aprobada por el Consejo de Ministros en diciembre y que está pendiente de iniciar el trámite parlamentario. Además, lejos de encontrar la anhelada viabilidad, más del 90% de las empresas que entran en concurso terminan en liquidación. Y este porcentaje asciende al 95% si añadimos las soluciones de convenio que no lo pueden cumplir.

En este contexto, y ante la próxima aprobación de la reforma de la Ley Concursal, el Consejo General de Colegios de Economistas no quiere dejar la oportunidad de mostrar su visión sobre el texto legislativo que debería cumplir tres objetivos: “construir un entorno amigo de las sociedades concursadas o en situaciones preconcursales y evitar la estigmatización social; asegurar que las soluciones preconcursales sean de reestructuración o de convenio anticipado, tengan un discurrir procedimentado, eficiente y equitativo para todas las partes; e invertir la carga de la prueba para aquellas situaciones en las que las soluciones concursales terminan en liquidación de compañías con pérdidas de créditos y de derechos de los trabajadores”, explica Leopoldo Pons, presidente del Registro de Economistas Forenses (REFor), organización interna del Consejo General del Colegios de Economistas.

Fuente: Estrategia Financiera, N.º 280, Febrero 2011, Editorial WOLTERS KLUWER ESPAÑA