ATA: Seis de cada diez autónomos tardan más de seis meses en cobrar facturas

La morosidad es uno de los “caballos de batalla” del colectivo de autónomos, y seis de cada diez tardan más de seis meses en cobrar sus facturas mientras que el 1,38 % espera entre sesenta y noventa días para cobrarlas, como marca la ley de morosidad, según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

Según el barómetro de los primeros cinco meses del año, realizado por el Observatorio del Trabajo Autónomos para la ATA -a través de 1.065 encuestas y con un nivel de confianza del 95 %-, el 62,9 % de los autónomos se ve afectado por la morosidad pública o privada frente a un 34,4 % que no lo está.

El vicepresidente de ATA-A, Rafael Amor, y el secretario general, José Luis Perea han presentado hoy dicho barómetro en el que se refleja una situación “negativa” del colectivo y han insistido en que se necesitan medidas “contundentes”.

Han sido prudentes en el análisis de los datos de afiliación de autónomos a la Seguridad Social, que aumentó en Andalucía en mayo en 1.641 personas respecto a abril y en 2.559 en los cinco primeros meses, ya que lo enmarcan en razones de carácter coyuntural por las contrataciones del sector turístico de cara al verano.

Aunque la afiliación ha subido, los dirigentes de ATA han asegurado que la situación del colectivo no ha mejorado en cuanto al acceso a la financiación, a la transparencia y al cumplimiento de los plazos de la ley contra la morosidad.

Según el barómetro, al 55,3 % de los autónomos las entidades les han denegado financiación, un 21,4 % no ha tenido dificultades para obtenerla y un 22 % ha conseguido menos de lo solicitado.

A la morosidad y a los problemas de financiación se han unido el desplome de las ventas y la pérdida de actividad como causas principales del deterioro de los negocios de los autónomos, por lo que el 74,3 % se ha visto afectado de forma negativa por la crisis.

No obstante, para el 11,6 % su negocio ha mejorado levemente, aunque para la mayoría lo ha hecho menos de un 10 %.

Esto ha repercutido en que prácticamente nueva de cada diez autónomos no haya contratado a ningún trabajador en los primeros meses de 2011 frente a un 10,2 % que sí lo ha hecho.

Además, son mayoría (83,4 %) los autónomos que no tiene previsto contratar trabajadores este año frente al 12,1 % que piensa hacerlo.

Las previsiones de negocio para este año no son muy halagüeñas, ya que el 44 % de los autónomos prevé que vaya a peor en 2011 frente al 13 % que cree que mejorará y el 36,7 % declara que se mantendrá igual.

Preguntado por las nuevas medidas que incentivan la contratación de jóvenes y parados de larga duración, dos de cada tres autónomos andaluces aseguran que no harán uso de las mismas.

Asimismo, tres de cada cuatro se decantan por ligar el incremento salarial a la productividad, a la gestión eficiente y a los resultados del negocio.

También han sido encuestados sobre la reforma de las pensiones y un 64,2 % la considera negativa frente a un 27,2 % que la ve positiva.

Fuente: EFE